La vecina toma cuerpo

Ya están reconcentrados los materiales. Recortados y planchados.
Ha sido muy sencillo dar forma a la vecina, porque realmente creo que toda la magia reside en los rulos y lo hermosas que son las sábanas.




















Me ha dado pena cortar, pero de estar guardadas tantos años en el pueblo resulta que tenían unos lamparones que decían:"Tirame o meteme la tijera ya, muchacha". También algunos agujeros polilleros y un olor extraño (pero no desagradable) .





















Ajá, la vecina ya está dibujada y casi recortada. Resulta que queda de esta manera:




















La base pequeña, los costados inclinados y el arco superior que une esos tres puntos son un molde muy fácil para dar forma a un personaje. Os animo a probar. Antes los hacía rectangulares, pero me parece que con esa forma queda una proporción más bonita (cabezones).
La nariz asemeja el pétalo puntiagudo de una flor.
Ahora toca hilvanar y coser las piezas delanteras.
Me ha gustado mucho la idea de la amiga Camino. Un gato con rulos pá la vecina sería perfecto. ¡Gracias!
¡Hale, a por ello!

 5 comentarios del blog uno.

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario