Alfileres

Zangana, zanganísima. La verdad, es pollardeo esta entrada, porque hoy no he avanzado ná de ná. He dejado todo ordenado y la vecina medio formadica para meterle mano mañana (lease con las mejores intenciones). Quedo dubitativa respecto a los botones. La mayoría de los que se ven ahí forrados, tan llamativos y bonitos, son una remesa que me mandó decrispi. De todos esos seguro que usaré un par o tres de los pequeños. Alegrarán lo serio de las motas marrones de lo que será su vestido o delantal.





















A este paso, la vecina no llega cantarle el "aaaajjjjjaaaaiiiii" al cristo a su paso por el balcón. Me aplicaré.

 5 comentarios del blog uno.

CONVERSACIÓN

0 comentarios:

Publicar un comentario