Me he supercursizado

¡Si! Hoy me ha tocado a mí abrir un delicioso paquete albergador de otros tres dulces paquetes minúsculos que me han dejao loca perdía.






















¿Lo abro? ¿Lo abro?




















¡Mirad!




















Ylenia  (supercursi) es una perfecta artesana. Cada detalle, así lo observes con lupa, es una completa exquisitez.
Aceptó mi pedido bizarro; una "niña algo" bien siniestra, medio zombie, medio calavera y por descontado, cursi, pese a las circunstancias.

Muy amarillo todo, como veis. Lo cierto es que el unicornio lo elegí por ser amarillo, para la niña siniestra elegí la misma tela que el equino mágico y después en su catálogo vislumbré a la niña piña y me dije que ya puestos la quería. En el arrebato no me di cuenta que la tela de esta niña era la misma que la de los dos anteriores. Fue más tarde cuando me cosqué.
Con el amarillo tengo fijación y se ve que esta tela me ha calao las mismas entrañas zánganas. Me gusta, me gusta, me encanta y me declaro adicta a las manos de magia artesanal de Ylenia.




















Bravo por ella y por mi, que voy a disfrutar estas tres joyas como una bendita.

CONVERSACIÓN

0 comentarios:

Publicar un comentario